Estás en casa un sábado por la noche y quieres ver una película, pero no sabes cuál. Enciendes Netflix y buscas por género: comedia, drama… Media hora después sigues examinando la pantalla y no hay nada que te convenza. (Seguir leyendo...)