Pensilvania.– Se declaró culpable un dominicano acusado de haber estafado vendiendo casas y otras propiedades sin títulos o con papeles alterados. Encara 10 años de cárcel y la restitución de casi un millón de dólares a sus víctimas. [Síguelo aquí…]