Un dominicano admitió en la Corte Superior del Condado Essex, en Nueva Jersey, de haber asesinado a su novia y esconder el cadáver en el baúl de su carro. [Sigue leyendo…]