Mientras todos esperan su debut ante el francés Benoit Paire, los ojos también estarán puestos en algo mucho más superficial (quizá) como su muñeca derecha. Es que en Bois de Boulogne jugará con un reloj exclusivo que cuesta 850 mil euros y pesa apenas 3,830 gramos. (Seguir leyendo...)