Este cóctel no se trata sobre cuántas copas puede aguantar el bebedor sino de si tiene el valor para beber el primer trago. Tiene un ingrediente único que puede hacer a cualquiera pensarlo dos veces: veneno de tarántula. (Seguir leyendo...)