Frustrado con su peso cada vez mayor que había alcanzado 306,6 kilogramos (676 libras), Ronnie Brower, se puso a dieta, comenzó hacer ejercicio y bajó la cantidad sorprendente de casi 208 kilogramos (458 libras) de peso. (Seguir leyendo...)