La clínica Bijdorp abrió sus puertas en 1980, en las afueras de Róterdam. En poco tiempo se convirtió en uno de los centros de fertilidad más importantes de Holanda, y se calcula que unas 6.000 mujeres fueron madres de unos 10.000 hijos tras ser inseminadas allí. (Seguir leyendo...)

Relacionado: El misterio del "hombre semen"