Fíjese en la factura del teléfono (también del internet y el telecable) y verá que al valor a la renta del servicio, se le añaden tres impuestos: Impuesto sobre Transferencia de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS); el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) y la Contribución al Desarrollo de las Telecomunicaciones (CDT). (Seguir leyendo...)