Los ingresos de los futbolistas profesionales normalmente se dividen en el salario y primas que les pagan los clubes y los beneficios que obtienen de contratos de publicidad. (Seguir leyendo...)