Esta niña de Canadá sufre del síndrome Angelman, un desorden genético que lo sufren uno entre doce y veinte mil bebés en el mundo. Ríe mucho y aun no habla. Leer más de esta entrada