Fue condenado a diez años de prisión un hombre acusado de hacerse pasar por fiscalizador de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), cobrándoles altas sumas de dinero a los contribuyentes para que estos no fueran multados por la Administración Tributaria. (Seguir leyendo...)