Cuando piensas en escapadas llenas de imágenes bellas y de lujo, lo primero que suele llegar a tu mente son islas y playas. Pero los paisajes desérticos también ofrecen vistas deslumbrantes, un gran sentido de la aventura y, claramente, una experiencia mucho menos cliché y estereotipada. (Seguir leyendo...)