En las últimas décadas, los teléfonos inteligentes han revolucionado la forma en que nos comunicamos unos con otros, lo que hace que las líneas fijas sean una cosa del pasado, para bien o para mal. (Seguir leyendo...)