Un dominicano condenado en 1993 por un asesinato que nunca cometió y fue incriminado en la corte por su compatriota Sixto Salcedo, recibirá una compensación de $4.5 millones de dólares por los 24 años que estuvo en la cárcel. [Dale pa' ca…]