El obispo emérito de La Vega, monseñor Antonio Camilo, difundió ayer un tuit que decía que oraba para que a los que participaran en la Marcha Verde de Azua no les pusieran droga y que tampoco los atropellaran con gases lacrimógenos o tiros. (Seguir leyendo...)