Las autoridades británicas están tratando de detener la red que creen que está detrás del ataque en Manchester, en un momento en el que se sabe que el atacante suicida, Salman Abedi, habría hablado con su hermano en Libia sólo 15 minutos antes de que detonara los explosivos. (Seguir leyendo...)