Melissa Smith, de 27 años, se encontraba en una gasolinera de Wisconsin repostando cuando de repente un extraño se subió a su coche para intentar robarlo, chequea: Leer más de esta entrada