La Guardia Costera de Estados Unidos decomisó en la costa sur de Puerto Rico un cargamento de 1.100 kilogramos de cocaína que en el mercado negro hubiera alcanzado un valor superior a los 32 millones de dólares. (Seguir leyendo...)