Quinientos kilos de explosivos ocultos en un conducto bajo la calzada hacen saltar por los aires tres automóviles blindados en el kilómetro 4,7 de la autopista que une el aeropuerto y la ciudad siciliana de Palermo (Italia), a la altura del desvío de Capaci. (Seguir leyendo...)