Al menos 504 californianos con enfermedades terminales han pedido medicamentos para terminar sus vidas desde junio del 2016, cuando entró en vigor una ley que permite la muerte asistida por un doctor, de acuerdo a cifras divulgadas hoy. [Síguelo aquí…]