Los daños ocasionados por ambas tormentas ascendieron a más de RD$14,500 millones (equivalente a 1.3% del PIB), siendo el sector agropecuario el que recibió los mayores impactos. (Seguir leyendo aquí...)