La Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) ha comenzado un operativo para multar con mil pesos a conductores de vehículos con los cristales tintados, pese a que existe una resolución de la Dirección General de Tránsito Terrestre que lo permite, exceptuando el vidrio delantero. (Seguir leyendo...)