Un tribunal saudita confirmó la sentencia a muerte a Munir Adam, un joven activista ciego y sordo a consecuencia de un accidente durante su infancia. (Seguir leyendo...)