Este lunes los cuidadores del zoológico Yancheng Wild Animal World de la ciudad china de Changzhou arrojaron a un grupo de tigres para el almuerzo nada menos que un burro vivo, informan medios locales. (Seguir leyendo...)