Una empresa enfocada en nuevas tecnologías respaldada por el fabricante de automóviles japonés Toyota desarrolló un modelo de prueba que los ingenieros esperan que se convierta en un auto volador con el que su conductor sea capaz de encender la antorcha olímpica en los juegos de 2020 en Tokio. [Dale pa' ca…]